De Santa Teresa a Machu Picchu


Dicen que cuando tomas un camino por segunda vez suceden dos cosas: llegas más rápido al destino y ves cosas que no viste la primera vez. En este caso, se cumplió la segunda pero no la primera.

Santa Teresa es un pueblo que se encuentra a 194km de al noroeste de Cusco. Sin embargo, como sucede bastante en la sierra, toma más de lo que debería llegar: 5 horas. Pero vale la pena, ya que este es un pueblo aún no explotado del todo por el turismo. Tiene unas aguas termales muy bonitas y baratas (S/. 3 el ingreso). Y los hoteles casi nunca están llenos y son baratos (S/. 25 la noche por persona).

Estadísticas del trip

3
Viajeros
8
Horas de Trekking
2000-2800
Rangos de altura (metros)

Comparte el conocimiento

Autor

Andres

Sigue a wanaku.travel



Síguenos en Instagram<->Síguenos en Instagram

Era el primer día del año 2016, luego de unos días de fiesta en Cusco, habíamos decidido volver a Machu Picchu luego de varios años. Pero queríamos hacerlo sin gastar mucho dinero y que podamos caminar a nuestro antojo. Así que decidimos ir a Santa Teresa y luego caminar hasta Aguas Calientes.

Lo normal es que de Santa Teresa tomes un colectivo a Hidroeléctrica y luego un tren a Aguas Calientes, pero teníamos ganas de caminar, así que hicimos el plan, tomamos un taxi al paradero de colectivos a Quillabamba y Santa Teresa, pagamos 40 soles cada uno y en 3 horas estábamos cruzando el abra para iniciar el descenso a la selva.

Dos horas y media después estábamos en Santa Teresa. Como iniciamos tarde el camino, llegamos de noche y muy cansados. Así que decidimos comer algo, buscar hotel y luego irnos a las aguas termales a terminar el día. Ultra recomendado. Tienen 3 niveles de calor de pozas, y realmente es relajante.

Luego de 9 horas de sueño (necesarias para recuperar fuerzas) decidimos armar las mochilas, tomar desayuno y empezar el rumbo. Teníamos una remota idea de hacia a dónde caminar, pero fuimos preguntando hasta que nos dijeron “van a tener que cruzar el río en una caja”. Se prendieron algunas luces, pero seguimos caminando.

Veinte minutos después de dejar Santa Teresa, nos encontramos frente al río y con una tirolina con plataforma. No parecía nada del otro mundo, simplemente te subes y jalas una de las cuerdas hasta que llegas al otro lado. Así que probamos, uno por uno.

Efectivamente, no fue nada del otro mundo, pero sí tuvo su dosis de adrenalina ya que el río tenía bastante cauce por las lluvias. Una vez al otro lado, nos acomodamos las mochilas y retomamos el rumbo.

Si algún día hacen este camino a pie, no lo empiecen más tarde de las 9am. Nosotros iniciamos cerca de las 11am y a las 2pm estábamos deshidratados por el calor. Nos tocó un día de mucho sol, y caminar a medio día en pleno sol es realmente matador.

El camino en total nos tomó 6 horas, 3 horas a Hidroeléctrica y desde ahí 3 horas más a Aguas Calientes. Si no hubiera sido por el sol, consideraría el trek como de nivel medio, porque en realidad es solo caminar con muy pocas pendientes. En Hidroeléctrica hay puestos de comida y hasta restaurantes. Un jugo de naranja es básico. Nosotros decidimos comer algo y continuar el camino.

A partir de aquí el camino es simplemente seguir las líneas del tren. Y muchos viajeros lo hacen, así que normalmente coincides con gente de todo el mundo durante la ruta.

En ciertos lugares del camino es posible ver Machu Picchu en la altura. Porque en realidad Hidroeléctrica está a la espalda de la montaña Machu Picchu. Es decir que de un lado está Aguas Calientes y del otro Hidroeléctrica.

Lo interesante es que en la historia Inca, se sabe que habían 8 entradas a Machu Picchu, de las cuales solo quedan 3 y una 4ta que nunca la he visto. La primera es por la Puerta del Sol, es donde termina el Camino Inca convencional, la segunda es el Puente del Inca, la tercera es la entrada convencional (por donde llegan los buses), y la cuarta es ingresando desde el Huayna Picchu, lo cual resulta increíble. Porque el Huayna Picchu es de roca sólida, y para ingresar desde ahí tendrías que subir la roca desde el río Urubamba. Y sería una subida de más de un kilómetro hacia arriba. Si bien los Incas eran conocidos por hacer este tipo de locuras, nunca la he visto, y es la segunda vez que pasó por esta zona y busco algún indicio del camino.

Llegamos a Aguas Calientes alrededor de las 5 de la tarde. Teníamos la intención de salir por unas cervezas, pero luego de una ducha caliente y una pizza caímos rendidos.

Al día siguiente tomamos el bus a Machu Picchu temprano en la mañana. Acá hago un paréntesis para recomendar que es mucho mejor tomar el bus y guardar energías para recorrer Machu Picchu como debe ser. Ya que si decides caminar desde el pueblo hasta las ruinas, vas a llegar cansado y no vas a terminar de disfrutar la visita a las ruinas.

Nosotros llegamos y fuimos de frente a la montaña Machu Picchu. A parte de las ruinas, existen 4 lugares que puedes conocer en los alrededores de la citadela:

  • Puente del Inca. Lo recomiendo, toma alrededor de media hora llegar. Y el camino es muy interesante ya que es de roca sólida, y tiene caídas de mas de 200 metros. Ademas el puente en sí te hace pensar en el poco miedo que tenían los Incas para caminar por las alturas.
  • La Puerta del Sol. La vista desde aquí es bonita, pero es mucho más impactante desde la montaña Machu Picchu, así que si tienes que escoger (y tienes que, no puedes hacer los dos en un día, en serio no puedes, físicamente) te recomendaría ir a la montaña, la vista es espectacular!
  • La montaña Machu Picchu. Machu quiere decir viejo, y Huayna quiere decir jóven. Y lo que sucede es que la montaña Machu Picchu es más alta que el Huayna, y desde aquí tienes una visibilidad de todos los alrededores de MP. La subida cuesta mucho, y toma como mínimo una hora y media de subida, pero vale mucho la pena. Aquí es también un buen lugar para ver Osos de Anteojos. Aunque a mi nunca me ha tocado la suerte.
  • El Huayna Picchu. Aca tengo que reconocer y avergonzarme que nunca he ido. Las 4 veces que estuve en MP no encontré cupo! Pero se que es una de las mejores experiencias – si es que no la mejor – de la visita a MP. La subida es de infarto.

Lo mejor que puedes hacer para terminar tu visita en MP es dirigirte hacia donde inicia el camino al Puente del Inca, que si es que das la espalda al Huayna Picchu está hacia la de frente hacia la derecha, donde se puede mirar Hidroeléctrica. Aquí hay unos andenes (terrazas en los lados de las montañas andinas) donde te puedes echar y disfrutar del sol y de la vista espectacular del sitio. Además que las mejores fotos están desde este lado.

Para finalizar nuestra aventura tuvimos que hacer una cola de 8 horas para subirnos en el último tren para nacionales que iba a Cusco. Y claro, viajamos parados. No me quejo, el pasaje nos costó S/. 15.

Si quieres recibir un boletín semanal sobre viajes de aventura y lugares llenos de naturaleza y cultura en Perú, déjanos tu email.
Prometemos no llenarte de spam ni entregar tus datos a nadie.